La importancia de la publicidad para tu negocio

Toda empresa necesita de una buena estrategia de publicidad para vender los productos o servicios que ofrece.
Cuando comenzamos un nuevo proyecto o negocio, en la mayoría de los casos, partimos de un presupuesto limitado. Asignamos este presupuesto a los diferentes gastos, incluso le asignamos parte de él a la publicidad, pero al considerarla secundaria, al final nos quedamos sin dinero para ella.

Con esto estamos cometiendo un gran error, pues el éxito de tu empresa dependerá no solo del tiempo y esfuerzo que inviertas en ella, ni del capital que tengas, ni de la calidad y variedad de los productos que ofreces. Todo esto no tiene valor si las personas no saben lo que estás vendiendo.

La finalidad de la publicidad en el caso de una empresa nueva es darse a conocer, informar de los productos o servicios que ofrece. En el caso de una empresa ya establecida en el mercado la finalidad es persuadir a los clientes para que sigan comprando sus artículos o contratando sus servicios y también atraer a nuevos clientes.

La imagen que proyecta la empresa ante el público en general es muy importante. Por esto el logotipo, las imágenes, el eslogan que utilice deben ser directos y precisos, adecuados a la imagen que queremos proyectar de nuestro negocio y adaptados al público al que queremos dirigirnos.

Importancia del diseño gráfico

Un logotipo es un símbolo formado por letras, imágenes, abreviaturas... que sirve para identificar a tu empresa y todo lo relacionado con ella. Sabrás si tu logotipo es el adecuado cuando, después de un tiempo en el mercado, las personas sepan que se trata de tu empresa y los productos o servicios que ofreces.

Un buen logotipo debe ser único e inteligente porque debe destacar del resto de competidores. A la hora de diseñarlo debes pensar en el público al que va dirigido. También en los colores a utilizar. Cada color tiene una implicación diferente y puede aportar matices a tu mensaje.

Te damos algunas directrices del significado del color.
Rojo: enérgico, sexy, audaz
Naranja: creativo, amable, joven
Amarillo: soleado, optimista
Verde: orgánico, crecimiento
Azul: profesional, tranquilo, digno de confianza
Púrpura: espiritual, sabio, evocador
Negro: creíble y potente
Blanco: simple, limpio, puro
Rosa: divertida y coqueta
Marrón: rural, histórico y constante

El logotipo también debe ser fácil y flexible. Normalmente la sencillez llama más la atención que algo tan elaborado que haya que pararse a analizarlo para saber de qué se trata.

Tienes que tener en cuenta que el éxito de tu marca no va a ser inmediato. Las personas deben acostumbrarse a él y verlo a menudo en distintas publicaciones.

Utiliza distintos medios publicitarios

Medios impresos: tarjetas originales acordes a tu imagen, folletos donde ofrezcas información de forma clara de tus productos o servicios, carteles impactantes que hagan que las personas se detengan a verlos, bonos para fidelizar clientes... Todo lo que se te ocurra servirá para dar a conocer tu empresa o negocio.

Redes sociales: Facebook, twitter, instagran, google+, pinterest... Son algunos ejemplos donde puedes hacer que tu negocio sea conocido en todo el mundo.

Página web: No hace falta que sea una página espectacular, puede ser simple pero a la vez clara exponiendo tus productos. A medida que tu empresa vaya creciendo puedes irla ampliando.

Te hemos dado unas indicaciones básicas para publicitar tu empresa. Parece fácil pero a veces, por falta de tiempo o de conocimientos, se complica. Si ese es tu caso contrata los servicios de profesionales.

Recuerda que si nadie conoce tus productos o servicios no existes en el mercado. Invierte en publicidad para darte a conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *